Coricancha - Koricancha


El nombre de Coricancha proviene del quechua Quri kancha que significa templo dorado, pero originalmente este templo se llamo Inti Kancha, pues era el Templo del Sol, sobre el cual fue construido el Convento de Santo Domingo. El Coricancha era un lugar sagrado donde se rendia culto al dios Sol, al cual se podia acceder solo en ayunas, descalzos y con una carga en la espalda en muestra de humildad. La base de la composición inca para la construcción del templo, fue la cancha, patio alrededor del cual se disponían varios recintos de planta rectangular.


La primera que estaba junto a Intipampa, contenía los edificios principales del culto al Sol y a otros dioses del panteón inca; mientras que en la segunda ubicada frente a esa plaza se veneraba a Punchao que era una representación del Sol que consistía en una estatua de oro puro de la altura de un niño de diez años que permanecía allí durante el día, y en la noche era llevado a la plaza para su veneración. El ídolo dormía acompañado por numerosas ñustas en una edificación vecina, fuera de la cancha, para luego ser devuelto a su lugar inicial por la mañana.




El Koricancha no sólo albergaba a los principales dioses del panteón inca, sino que tenía una proyección mágico-religiosa, cuyo fin era el de sacralizar la geografía del Tahuantinsuyo. Por ello, del centro de la cancha principal, inticancha, partían los ceques, que eran las líneas virtuales que comunicaban el templo con los espíritus que moraban en las montañas, ante quienes, aún los poderosos incas, inclinaban su cabeza. También estaban ligados a las cumbres, abras, manantiales, salientes rocosas, marcadores astronómicos y puntos principales del paisaje cusqueño. Hasta el momento se conocen 327 ceques, 21 de las cuales se ubicaban en la pared perimétrica del templo o en los frentes de las calles cercanas.



Sobre los ceques, que podían extenderse hasta veinte kilómetros, se situaban, con minuciosa exactitud en el alineamiento, numerosas huacas, que también servían para el contacto con los apus.