Casa Moral, Patrimonio Cultural de la Humanidad



La Casa Moral debe su nombre a la emblemática presencia de un árbol centenario de moras en el centro del patio principal. Es una muestra extraordinaria de la arquitectura civil colonial y cuenta con una colección de pinturas de la escuela cusqueña y una biblioteca que contiene más de 3.000 volúmenes sobre todo de la literatura hispánica. Su bella arquitectura del siglo XVIII le valió para ser declarada Patrimonio Cultural de la Humanidad por la UNESCO en el 2000.