La Casa del Oidor



La Casa del Oidor es una de las casonas mas antiguas de la ciudad en donde habitaba el Oidor, que era el emisario de la corona espanola que controlaba y asesoraba a los funcionarios.

Se encuentra ubicada en una esquina de la Plaza de Armas, en medio de edificios mas o menos modernos. Sobre la fecha de la construcción no se tiene conocimiento, pero generalmente se señala que fue en el siglo XVI, convirtiéndose así en el edificio mas antiguo de la Plaza Mayor. Su primer dueño fue don Alonso de Riquelme, quien recibió del Gobernador de Nueva Castilla los dos solares, de los cuatro que tenia la manzana.

Se le llama del Oidor, por haber sido sede de la administración de justicia de los Magistrados nombrados por el Rey, encargados de escuchar las quejas del pueblo. El 28 de julio, don José de San Martín, acompañado de su Estado Mayor, después de la proclamación de la Independencia, se traslado a ella y asomo sus balcones para recibir la ovación del pueblo.