Cocodrilo de Tumbes


El Cocodrilo de Tumbes se caracteriza por poseer la cabeza de forma triangular y el hocico largo con una elevación parecida a una joroba siendo mucho más agresivo que el aligátor americano, hasta los pequeñuelos son peligrosos, ya que su tendencia no es huir, sino de morder. Los adultos comen de todo y con esa agresividad pueden ser un problema, aunque debemos aclarar que esta especie no incluye en su alimentación a seres humanos, como es el caso con su pariente el cocodrilo de mar.