Búho cornudo


El búho cornudo en realidad no tiene cuernos, sino que sus orejas son lo suficientemente grandes como para dar esa impresión. La ubicación de sus orejas está más cerca del centro de la cabeza, más hacia afuera que para otras especies de búhos. Presentan una coloración gris oscuro, combinado con marrón oscuro. Tienen áreas de blanco dispersas por todo el cuerpo y a lo largo de la parte frontal.

Existe gran diversidad de hábitat para el búho cornudo. Viven en muchos lugares, incluso donde la gente no imagina, como las zonas de Alaska. También se encuentran en América del Sur, en los bosques tropicales, no son muy exigentes acerca de dónde refugiarse.

A la hora de comer, el búho cornudo consume mucha más comida que otras especies de búhos. Pasan muchas horas cada noche en busca de comida y son muy pacientes cuando se trata de la caza, esperará a que las fuentes de alimento salgan para capturarla. No tienen miedo de ir tras presas demasiado grandes de tragar, simplemente usarán su fuerte pico para desgarrarlas en piezas que puedan tragar.