Huaca Pucllana



La Huaca Pucllana estuvo durante largos años abandonada pero gracias a los trabajos de recuperación se ha logrado rescatar este complejo arqueologico y su historia.

El Complejo Arqueológico de la Huaca Pucllana esta integrado por el sitio arqueológico, un museo de sitio y una zona de talleres e investigaciones.

Antes era conocida como Huaca Juliana pero actualmente es conoci­da como Pucllana que es un vocablo quechua que se deriva del verbo ‘Pucllay’ que significa jugar, por lo que en su acepción más cercana significaría lugar de juegos.

Esto tiene relación directa con los juegos y ri­tuales relacionados a ceremonias religiosas que se llevaban a cabo en este antiguo adoratorio localizado cerca al mar. Los cultos religiosos tenían como objeto de cul­to a la divinidad marina simbolizadas en varios artefactos encontrados en la zona, por eso que se les conoce como los adoradores de los dioses del mar.

La Huaca Pucllana está compuesto por una gran pirámide y sus respectivas construcciones anexas. El sitio está dividido en dos sectores: ceremonial, compuesta por la pirámide, las plazas y el sistema de acceso en rampas; mientras que el sector administrativo se compone de plazas y sistemas de recintos interconectados por pasadizos.

Su arquitectura es muy singular pues construían mediante pequeños adobes hechos a mano sus muros. Estos eran colocados en posición vertical, a manera de libros en un estante, técnica constructiva que es conocida como librero, práctica que brindó grandes ventajas arquitectónicas, pues permitía amortiguar las ondas telúricas, haciendo de sus edificios verdaderas estructuras antisísmicas, pues Lima desde tiempos muy remotos siempre ha sido victima de los temblores y terremotos.

Aquí fueron descubiertas recientemente varias momias, entre las que destacan El Señor de los Unkus y la Dama de la Máscara.

Suscribete

Ingresa tu email:

Recibiras un email para activar tu suscripcion. Bienvenidos viajeros.

Turismo